Hoteles en Buenos Aires Hoteles en Buenos Aires
Hoteles en Buenos Aires

Buenos Aires Antiguo

Contactar
VOLVER A PAGINA INICIAL

INTERES HISTORICO
Historical Interest


INICIO / Home


Fundación

Foundation

Plaza de Mayo

Mayo Squaren

Protagonistas
Protagonist

ProtagonisAntiguos Mapas
Old Maps

Olds MapsInmigración
Immigration

Antiguas Calles
Olds Streets

Casas Históricas
Historical Houses

Arte Histórico
Historical Art

Lectura
Reading

Viejos Impresos
Forms Old

Juguetes Antiguos
Old Toys

Viejos Mercados
Old Markets

Viejas Farmacias
Old Pharmacies

Viejos Pasajes
Old Passage

Lo que No Miramos
The Things we do not see

Fotos Antiguas
Old Photos

Cúpulas
Dome

Barrios
Districts

CLICK PARA INGRESAR A LA SECCION TANGO

Links Afines
Related Links

Links Recomendados
Recomended Link

Libros Recomendados
Recommended Books

Antigüedades
Antiques


CD-ROM CON HISTORIA

History with CD-Rom


Visitas Guiadas
Guide Tour

Galería de Arte
Art Gallery

Click por más información...

Buenos Aires Actual

BUENOS AIRES HOY
Buenos Aires Today


INICIO
/ Home


Restaurantes
Restaurants

Hoteles
Hotels

Turismo en Buenos Aires
Tourism in Buenos Aires

Turismo en Argentina
Tourism in Argentina

Agencias de Turismo
Tourist offices

Tango / Tango

Diarios Argentinos
Argentinian Newspapers

Galería de Arte
Art Gallery

Datos Utiles para Turistas
Useful data for toursts

Cines / Cinemas

Teatros / Theaters

Subterráneos
Undergrounds

Embajadas
Embassies

Museos
Museums

Denuncias
Denunciation

Ferias Artesanales
Handmade Fairs

Publicidad en este portal
/ Publicity


Agradecimientos

Gratefulness


Quienes Somos

Who are


Objetivos

Objectives


Contactar

Contact us

Buenos Aires Actual

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dazzler Flats

Hotel Dazzler Flats

 

 

 

 

Concord Callao

Hotel Concord Callao

 

 

 

 

 

Hotel Rochester Classic Hotel Rochester Classic

 

 

 

 

 

Hotel Rochester Concept Hotel Rochester Concept

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


CONTACTAR CON PATIO DE TANGO CONTACTAR CON PATIO DE TANGO

Calle Corrientes
Por Pepe Escudero y José Pedro Aresi

Hace ya mucho tiempo Roberto Arlt dijo : ”El espíritu de la Calle Corrientes no morirá con el ensanche...” y muchos años después el periodista Roberto Gil te bautizó “La calle que nunca duerme”.

Tu denominación catastral es “avenida”, pero para todos quienes crecimos en Buenos Aires, seguirás siendo la calle a la cual nos asomamos un día - como gorriones curiosos - en nuestra primera llegada “al centro”, de pantalones largos. Desde ese entonces, asumimos que vos eras la extensión emperifollada de una calle cualquiera del suburbio, esa misma que nos vio nacer y fatigar veredas, a fuerza de trompo y billarda, pelota “de veinte” y primer arrime siestero a la sombra de algún plátano, tipa o paraíso..

Entonces, ¿Cómo podríamos cambiarte tu nombre, reliquia de la identidad porteña? , si vos sos la dueña de la mágica aventura que transpira barrio. Precisamente por eso, los porteños nunca podremos

sentirte “avenida”, porque siempre fuiste y serás un remanso transitado por infinidad de personajes ”Inmortales” del quehacer artístico perfumados de bohemia, libros, café, copas, fueye y milonga; donde aún hoy, entrada la noche, se percibe la presencia de esos duendes que evocan el ayer.


Elocuente emporio de luces acariciadas por la esperanza del “hombre que está solo y espera” y del andar acompasado de minas sobradoras y de las otras, a quiénes el destino les hizo “..envidiar a tanta gente, que tiene para el buyón..”. Extraña mezcla de olor a empanada, sabor a pizza y bife a caballo o milanesa cortada al plato.-

El drama, la comedia y el sainete se descolgaban de tus marquesinas de colores, para confundirse con la realidad del porteño y acompañarlo a las viejas librerías, en cuyas trastiendas - llenas de sabiduría y poesía - recalaba nuestra cultura. Cine, cabaret, heladería y algún “copetín al paso” completaron tu geografía de aire enrarecido, en tiempos en que la “Revista Porteña” se vestía de gala con sus reinas indiscutibles e inalcanzables.


 


A tu alrededor, las voces de los canillas descendían de los tranvías pregonando en noches sin sueño : “Crítica”, “Noticia” y “Razón”; en tanto tres bolas de marfil al chocar, te regalaban una serie de carambolas y un “póquer de ases servido”, completaba la “generala” de la vida nocturna.

¡Calle Corrientes!...donde pocillos de café junto a cenizas de puchos descuidados y un ¡Se lustra señor! , se mezclaban con el sonido de las copas al lavarse. Tus fragores fueron imanes que atrajeron la pasión por el fútbol y las carreras; en tanto que allí, cerca del puerto, con frente de tarjeta postal, el glorioso Luna Park fue testigo de vidas vertiginosas, como la de aquél campeón amado y odiado que paseó por el ring su efímera gloria y que al intentar hacerle una finta imposible al destino, ya amortajada de verde su mirada, susurró: ....”No me dejés tirado hermano...”, en un final absurdo

Te silbaron los carteros por Alem, el obelisco fue piolín en tu topografía y en un juego de “feca” y tango, prestigiaron tus veredas locales perdidos hoy en el recuerdo: la “Cabildo”, el “Germinal” y “El Nacional”, sin olvidar el “Marzzotto”, “Dandy”, “Café Domínguez” y el “Quitapenas” del adiós.

Curda ya de recuerdos, traspasamos Callao y al llegar a Pueyrredón extrañamos el olor a té con limón y las fichas de dominó esparcidas sobre mesas de mármol del bar “León”. Caminamos sin prisa sobre baldosa humedecidas y pasando Anchorena, notamos la ausencia del bar “La Cueva”, en el cual Carlitos saboreaba su café, mientras esperaba el taxi que lo alejaría – solamente por un “ratito” - de su barrio.

Valía la pena entonces continuar hasta “El Abasto”, donde cajones de frutas y verduras inexistentes hoy, se agolpan en la memoria , junto a sudores proveniente del trajín amanecido de “chatas”, el grito del “changa” y el recuerdo de aquellas fondas con manteles de “estraza” y vino Battaglia, luciendo altaneras el tentador cartel de “HOY BUSECA”.

Barrio del Abasto: ¡“Cacho” de Buenos Aires que todavía añora el canto de “El Morocho!”.

Al alcanzar tu cruce con Medrano, caemos en la cuenta que ya no está la “vitrolera” cruzada de piernas en el palco de “El Condor” y no existen vías de tranvías, ni conventiyos proletarios.

Llegando después a Villa Crespo, notamos que el café “Venturita”, que ayer derramaba tangos, hoy es

sólo un recuerdo y al cruzar de madrugada el Maldonado, caemos en la cuenta que el viejo “Imperio” y “El Argentino”, ya no esperan a las barras trasnochadas de entonces.

Resignados, solamente nos queda seguir la huella del ayer y enderezar rumbo al umbral de la estación del antiguo Lacroze, desde donde podemos divisar nuestro destino final de piedra y olvido.. ¡Calle Corrientes!, Si los porteños te llamáramos “Avenida”, sería como tratar “de usted” a una hermana.

Octubre del 2006


<<VOLVER



 

 

 


 

APARTS STUDIO PUEYRREDON

Dazzler Flats

Hotel Dazzler Flats

 

 

 

Catering para eventos

 

 




 

 

 

 


 

 


Terapia On Line

 

 

 

 

 

Concord Callao

 

 

 

 

 

 

 

Hotel Rochester Classic Hotel Rochester Classic

 

 

 

 

 


+ INFO





Hotel Rochester Concept Hotel Rochester Concept

 

 

 











 


ARRABAL EXPERIENCE TOUR

 


 

 


 







 

 

 

ORDEN BONARIA
+ INFO

 

click x mas información
+ INFO

 

 

 

 

click x mas información

 

 

+ INFO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dazzler Flats

Hotel Dazzler Flats

 

 

 

 

Concord Callao

Hotel Concord Callao

 

 

 

 

 

Hotel Rochester Classic Hotel Rochester Classic

 

 

 

 

 

Hotel Rochester Concept Hotel Rochester Concept

 

 

Hotel Concord Callao Terapia On Line

 

 

 

 

 

 

 

barra superior Contactar Prensa Recomendar esta web Tienda Virtual Buscar en este sitio
SUBIR

Hotel Concord Callao Hotel Rochester Classic Hotel Rochester Concept

Hoteles en Buenos Aires Terapia On Line