INTEGRIDAD Y VALORES MORALES
DE SAN MARTIN

-El estudio de la personalidad del General San Martín en sus diversos aspectos, siempre deja traslucir una personalidad íntegra en todos los aspectos, valores que el general pregonaba para la educación de su hija en el año 1820, son valores esenciales que aún hoy en nuestra sociedad encontramos ausentes

"Las máximas para Mercedes: El análisis de la relación de San Martín con su hija permite, en cierta medida, una mirada en produndidad sobre su concepción de la vida. No es común que un gran hombre de acción concrete en unas pocas máximas su sentido de la vida y de la sociedad futura. De ahí la importancia de las once máximas que escribió San Martín para la educación de su hija. (...)

1º Humanizar el carácter y hacerlo sensible aun con los insectos que no perjudican.

2º Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.

3º Inspirarle una gran confianza y amistad, pero uniendo el respeto.

4º Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.

5º Respeto sobre la propiedad ajena.

6º Acostumbrarla a guardar un secreto.

7º Inspirarla sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.

8º Dulzura con los criados, pobres y viejos.

9º Que hable poco y lo preciso.

10º Acostumbrarla a estar formal en la mesa.

11º Amor al aseo y desprecio al lujo.

Dan la impresión de ser el resultado de observaciones sucesivas, que va San Martín fijando por escrito, para recordarlas, conforme se irían presentando las modalidades o reacciones de Mercedes que deben corregirse. Junto con máximas de ética figuran otras de comportamiento social. (...) Las máximas para la educación de la hija proyectan la visión del mundo futuro de San Martín, de lo que hay que hacer, mediante la formación de la mujer joven, para la creación de un mundo mejor. Un ideal de sociedad futura, de gente educada y sensible".

Erwin Félix Rubens, Perfil humano de San Martín.