Interés Histórico
INICIO
Fundación
Plaza de Mayo
Protagonistas
Antiguos Mapas
Inmigración
Antiguas Calles
Casas Históricas
Arte Histórico
Lectura
Viejos Impresos
Juguetes Antiguos
Viejos Mercados
Viejas Farmacias
Viejos Pasajes
Lo que No Miramos
Fotos Antiguas
Cúpulas
Barrios
CLICK PARA INGRESAR A LA SECCION TANGO
Links Afines
Links Recomendados
Libros Recomendados
Antigüedades
CD-Rom con Historia
Visitas Guiadas
Galería de Arte
Click por más información...
-Buenos Aires Hoy
INICIO
Diarios Argentinos
Restaurantes
Hoteles
Turismo en Buenos Aires
Turismo en Argentina
Agencias de Turismo
Tango
Datos Utiles para Turistas
Cines
Teatros
Subterráneos
Embajadas
Museos
Denuncias
Farmacias de Turno
Ferias Artesanales
Negocios
Gente que Busca Gente
Publicidad
Agradecimientos
Quienes Somos
Objetivos
Contactar
Página 2 --> Notas de Buenos Aires --> Buenos Aires, la reina del Plata

Todo lo que se fue

Agradecemos la gentil colaboración al enviarnos la presente nota a la profesora Cristina Suárez.

info@buenosairesantiguo.com.ar


Buenos Aires muere infinitas muertes cada día, cotidianos desgarramientos, amputaciones y esfumaciones. A medida que crece, se renueva y se transforma, van desapareciendo costuimbres, destruyéndose pedazos de su fisonomía material, quebrándose hilos de tradición que nos ataban al pasado inmediato o mediato.

Toda muerte es condición de vida, Costumbres, seres, edificios, mueren todos los días para que Buenos Aires viva, cada vez más pujante y bella. Ahora es mero recuerdo un vehículo que duró más o menos quince años en Buenos Aires"el trolebus", cuya elegancia y comodidad iniciales, se ganaron el afecto general , fueron deteriorándose hasta que otro tipo de problemas determinaron su elejamiento.

También se fue para siempre el viejo "coche de plaza", el "mateo" que sobrevivía sin el lujo y la distinción de aquel 900 que se prolongó hasta la primera guerra mundial. En los últimos años los pocos que restaban estaban destinados a algún viaje para un viajero nostálgico..

También sefue el churrero con su canasta, el chocolate con churros que servían en las lecherías.el completo y las medias lunas, el capuchino, el submarino, las ensaimadas y el pan de leche. "Las lecherías", refugios de las mañanas frías, de las tardecitas de invierno, salvación de los obreros que allí almorzaban.

Martonas ayer lujosas y hoy reemplazadas por el copetín al paso, merenderos, se van como esos cafés de barrio con sus billares, donde las ruedas de gente, discutían tratando de arreglar el mundo, el fútbol, los burros. Se van, todos se van, como los despachos de bebidas, dancings, confiterías, sitios para la amistosa tertulia, para matar el tiempo. Todo se va llendo de a poco y son otro más apenas en las infinitas, cotidianas, interminables muertes de Buenos Aires.

Cristina Suárez

Información recopilada del libro editado por Org. Techint- "Muertes de Buenos Aires" por Luis Soler Cañas

ESPERAMOS SUS HISTORIAS Y RECUERDOS
Si desea participar y compartir con nosotros y nuestros visitantes sus historias y recuerdos de décadas pasadas, las envía por email con su nombre y apellido a notas@buenosairesantiguo.com.ar o puede hacer CLICK AQUÍ para enviarla a través del formulario y las publicaremos en la sección NOTAS DE BUENOS AIRES, con su firma, de este modo podremos disfrutar todos de esa maravillosa memoria colectiva.





CLICK POR MAS INFORMACION


Click por más información...

Click por más información

Click por más información


Click por más información

CLICK POR MAS INFORMACION