Interés Histórico
INICIO
Fundación
Plaza de Mayo
Protagonistas
Antiguos Mapas
Inmigración
Antiguas Calles
Casas Históricas
Arte Histórico
Lectura
Viejos Impresos
Juguetes Antiguos
Viejos Mercados
Viejas Farmacias
Viejos Pasajes
Lo que No Miramos
Fotos Antiguas
Cúpulas
Barrios
CLICK PARA INGRESAR A LA SECCION TANGO
Links Afines
Links Recomendados
Libros Recomendados
Antigüedades
CD-Rom con Historia
Visitas Guiadas
Galería de Arte
Click por más información...
-Buenos Aires Hoy
INICIO
Diarios Argentinos
Restaurantes
Hoteles
Turismo en Buenos Aires
Turismo en Argentina
Agencias de Turismo
Tango
Datos Utiles para Turistas
Cines
Teatros
Subterráneos
Embajadas
Museos
Denuncias
Farmacias de Turno
Ferias Artesanales
Negocios
Gente que Busca Gente
Publicidad
Agradecimientos
Quienes Somos
Objetivos
Contactar
Página 2 --> Notas de Buenos Aires --> San Ignacio de Loyola

La parroquia como historia viva
Parroquia San Ignacio de Loyola

 

info@buenosairesantiguo.com.ar


Durante el gobierno de Hernandarias llegan los jesuitas a Buenos Aires en 1608. Edificaron en la Plaza Mayor la primera iglesia y colegio de Buenos Aires, ambos de adobe y techos de junco, método primitivo utilizado hasta la aparición de los primeros hornos de ladrillos.

Nació bajo la advocación de Nuestra Señora del Loreto, pero en 1610, un año después de la beatificación de San Ignacio, toma su nombre.

En 1661, por razones de seguridad y defensa del fuerte, los jesuitas deben abandonar la construcción de la Plaza de Mayo. Ese año Doña Isabel Caravajal, viuda de Gonzalo Martel de Guzmán, dona a la Compañía de Jesús el solar delimitado por las actuales calles Perú, Moreno, Alsina y Bolívar. Allí construyen una nueva iglesia, también de adobe, terminada en 1675.

En 1710 el superior de la compañía encarga a Juan Krauss la construcción de un nuevo templo y colegio.

En 1722 la iglesia es inaugurada aún sin terminar y el 7 de octubre de 1734 es consagrada. Graus fue el arquitecto inicial (1712-14) y lo sucedieron: Juan Wolf (1714-20), Juan Bautista Prímoli, Andrés Blanqui (1723-30) y Pedro Werger (1731-33).

 

En 1767 se produce la expulsión de los jesuitas por orden del rey Carlos III. Los bienes pasan a ser administrados por la Junta de Temporalidades y el templo permanece cerrado por tres años.

Entre 1775 y 1791 San Ignacio funciona como catedral provisoria por las obras de reparación que necesitaba la iglesia principal.

En 1806 y 1807 las tropas invasoras inglesas intentan tomar el templo, como habían hecho con otros de la ciudad pero son rechazados por los defensores. Terminada la Defensa, se celebran allí unas solemnes exequias por los muertos.

En 1821 se realiza la inauguración de la Universidad de Buenos Aires, y en 1823 de la Sociedad de Beneficencia que hasta 1830 entregaban los premios a la Virtud. En 1823 vuelve a ser Catedral provisional y en 1830 comenzó a funcionar como parroquia. Regresan los jesuitas a Buenos Aires en 1836 y son nuevamente expulsados en 1843.

Siete años más tarde (1850) el ingeniero italiano Felipe Senillosa agregó la torre norte.

El 21 de mayo de 1942 la iglesia es declarada Monumento Histórico Nacional por decreto nº 120.412.

Parroquia San Ignacio
de Loyola
Alsina 520 - Buenos Aires
Tel/Fax: 4331-2458.

ESPERAMOS SUS HISTORIAS Y RECUERDOS
Si desea participar y compartir con nosotros y nuestros visitantes sus historias y recuerdos de décadas pasadas, las envía por email con su nombre y apellido a notas@buenosairesantiguo.com.ar o puede hacer CLICK AQUÍ para enviarla a través del formulario y las publicaremos en la sección NOTAS DE BUENOS AIRES, con su firma, de este modo podremos disfrutar todos de esa maravillosa memoria colectiva.





CLICK POR MAS INFORMACION


Click por más información...

Click por más información

Click por más información


Click por más información

CLICK POR MAS INFORMACION