Hotel Rochester Concept

EditRegion1EditRegion10


 

 

 

 

 

EditRegion2
La Casa Mínima
En el número 380 del Pasaje San Lorenzo se encuentra la casa más angosta de Buenos Aires, 2,50 metros de frente por 13 metros de profundidad...
 

FUENTE: Museo de la Ciudad Buenos Aires, Ciudad secreta. Germinal Nogués
TEXTO: MARIA CECILIA ALEGRE
La dirección de Buenos Aires Antiguo agradece a la Lic. MARIA CECILIA ALEGRE su amabilidad al enviarnos la presente nota.

info@buenosairesantiguo.com.ar

Entre las calles Balcarce y Defensa, se halla el Pasaje San Lorenzo, pasaje éste por donde corría uno de los terceros por los que desaguaban las aguas de las lluvias que se abatían sobre la ciudad de Buenos Aires. Pero volvamos al Pasaje San Lorenzo; en su número 380 se levanta la casa más angosta de Buenos Aires. Su frente tiene 2,50 metros de ancho y 13 metros de profundidad. Se calcula que es de principios del siglo XIX, y junto con la casa de María Josefa Escurra, en Alsina 455/63, son los dos únicos ejemplos de arquitectura civil de ese tiempo.

Pues bien... afectos a los mitos, los porteños comenzaron a hacer correr la historia de que esta casa "mínima" era en realidad la "casa del esclavo liberto", y ubicaban en ella a un ex esclavo de Urquiza, quien al ser dada la ley de la libertad de vientres en 1813, durante las sesiones de la Asamblea del año XIII, pasó a ser liberto. Su ex amo le habría otorgado un pequeño lugar en donde vivir, y ese sería el origen de la casa "mínima". Pero esto no tiene asidero real, ni hay forma de poder comprobarlo. La realidad es bien diferente. Si bien la casa es realmente de la primera mitad del siglo XIX, la misma es en realidad un espacio residual de las edificaciones de la manzana que quedó luego de sucesivas reformas de las mismas.

El arquitecto José María Peña, director del Museo de la Ciudad, ha investigado en el Catastro Beare quién fue el dueño del predio en donde se halla la hoy llamada casa "mínima", descubriendo que perteneció a un pariente homónimo de él mismo: el Dr. José María Peña. El mismo, durante el siglo XIX fue subdividiendo la propiedad, quedando este espacio residual que con el tiempo se transformó en una pequeña, "mínima", casa.

En los años ´60 del siglo XX, la casa fue comprada por un tal Silvio Bassi, quien devino en anticuario, y en el principal propagador del mito de la "casa del esclavo liberto", transformando así el lugar en un sitio de visita obligada para todos los turistas atraídos hasta allí por la fama de la casa y por la información errónea que transmitían los guías de turismo de la ciudad.

FUENTE: Museo de la Ciudad Buenos Aires, Ciudad secreta. Germinal Nogués
TEXTO: MARIA CECILIA ALEGRE

 

LA CASA MINIMA EditRegion6 EditRegion3

 


EditRegion9

EditRegion4


EditRegion5

 


visitas guiadas

 

 

 

Terapia On Line Terapia On Line

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SERVICE DE LAVARROPAS SERVICE DE LAVARROPAS

 

IR AL FACE DE BUENOS AIRES ANTIGUO

SUBIR